18 sept. 2012

Mis primeros cupcakes

 
 
Como era la primera vez que hacía cupcakes, escogí una receta básica, la más clásica: cupcakes de vainilla. Pero luego, investigando, he visto que se puede utilizar alguna receta de magdalena o bizcocho. Pero cuidado: que no suba mucho al hornear o será complicado decorarlos. Aunque luego está el truquillo de cortar la superficie para que quede planito. Lo hacen hasta los más profesionales...
 
Además, se puede sustituir la mantequilla de la receta original por el equivalente de aceite, que siempre será un poco más sanote. Aunque con lo que llevan, casi que da igual. Son una booooomba! Creo que engordan sólo con olerlos...
 
Los rosas son con cream cheese icing (frosting de queso, vaya). Los amarillos son con buttercream de vainilla (es una mezcla de mantequilla y azúcar glas, básicamente).
 
Por cierto, creo que las recetas, o al menos algunas de ellas, las saqué de Objetivo Cupcake Perfecto. Vale la pena echar un vistazo. Hay mil recetas, trucos, tutoriales!! Alma Obregón es una artista!
 
Cupcakes de vainilla
 
Ingredientes
(para unos 12, según la receta)
 
200 gr de mantequilla
250 gr de azúcar
4 yemas
4 claras a punto de nieve
1 cucharadita de esencia de vainilla
 
 
En un recipiente, poner la mantequilla y el azúcar. Batir hasta obtener una mezcla homogénea. Incorporar las yemas una a una sin dejar de batir. No añadir otra hasta que la anterior no esté integrada.
 
Retirar la preparación de la batidora y agregar las claras a punto de nieve, intercalarlas con la harina. Mezclar de forma envolvente. Colocar la preparación en moldes hasta ocupar tres cuartos de su capacidad y cocinar durante 25 minutos a 180º.
 
Si no recuerdo mal, la mezcla era bastante espesa, por lo que si es así, hay que ponerla en los papeles con ayuda de una manga pastelera.
 
Cream cheese icing
 
Ingredientes
125 gr de queso crema frío (tipo Philadelphia) o cualquier marca blanca con un 25% mg
60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr de azúcar glas
 
 
Batimos la mantequilla con el azúcar glas. Añadir el queso crema y batir hasta que esté blanco y cremoso, pero no demasiado, porque se derrite con facilidad.
 
Este frosting, al ser de queso, ha de estar refrigerado. Es mejor ponerlo sobre los cupcakes a última hora, antes de servirlos, porque los cupcakes en la nevera se acaban endureciendo si están demasiado tiempo. Los de buttercream aguantan perfectamente a temperatura ambiente. Pero lo de la conservación es otro capítulo...
 
 
Buttercream de vainilla (o el perfecto buttercream, de Alma Obregón)
 
Ingredientes
250 gr de mantequilla
450 gr de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla
6 cucharaditas de leche (o nata líquida)
 
Se pone todo menos el azúcar en un bol. Se mezcla con la mitad del azúcar. Cuando está bien mezclado, se añade la otra mitad. Mezclar durante 4 minutos con la batidora manual.
El colorante, si es que queréis teñirlo, es mejor usarlo en gel que líquido.
 
El buttercream y el icing se coloca sobre el cupcake con ayuda de la manga pastelera. En este caso, he utilizado la boquilla 1M de Wilton. Hay que empezar a hacer la "rosa" desde el centro hacia fuera. Justo donde acaba la forma, se puede aprovechar para tarpar el final con alguna otra decoración. En este caso, mariposas de fondant de nubes blanco, amarillo y  rosa. No tienen mucho secreto: se hacen con unos cortadores especiales para fondant. Las mariposas se pueden dejar secar sobre una cartulina doblada para darles la forma. Pero hay infinitas posibilidades. Empecé por algo facilito...
 
Buen provecho!
 

 
 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario