26 sept. 2012

Galletas con rotulador comestible

 
 
A falta de impresora de tinta comestible, un rotulador!
La idea es de Blaukitchen. Vale la pena visitarla. Tiene muy buenos trabajos. La verdad es que admiten infinitos temas, pero he continuado con el de repostería, para hacer las galletas aún más dulces...
 
Estas galletas son bastante fáciles y sirven para practicar la preparación y aplicación de la glasa con biberones y con manga pastelera. Además, como admiten un montón de posibilidades, se puede ir practicando con distintas boquillas para bordear el pequeño "lienzo".
 
Lo de conseguir la consistencia apropiada de la glasa es una historia. Eso sí que es cuestión de práctica. Depende de muchas cosas, incluso de la humedad que haya en el ambiente. Además hay que ser rápido en la aplicación con la manga porque se va calentando y pierde consistencia...
 
Lo único que se necesita además de la glasa, es un rotulador de tinta comestible. En este caso, he utilizado uno negro de doble punta. Este es resultado usando la más fina. Yo he repasado el dibujo, porque con sólo un trazo quedaba muy débil. Es cuestión de probar.
 
Vamos al lío: LA GLASA! Aconsejo visitar de nuevo El rincón de Bea. Allí encontraréis solución a muchas dudas que os puedan quedar.
 

Glasa (royal icing)

 Ingredientes*
200 gr de azúcar glas
4 claras de huevo (mejor pasteurizadas)
1/2 cucharadita de cremor tártaro (opcional)
esencia del sabor que se quiera (opcional)
colorantes alimentarios (opcional)
 
* Si se quiere variar la cantidad, en función de lo que necesitemos, la proporción es de 200 gr de azúcar glas por cada clara de huevo.
 
Preparación
 La glasa de delineado
1. Colocar las claras en un bol y tamizar el azúcar glas en otro bol. Es imprescindible tamizarlo, para que la textura sea la deseada y no queden pegotes.
2. Echamos en el bol de las claras media cucharadita de cremor tártaro. Si no se añade no pasa nada.
3. Batimos las claras hasta que espumen un poco. Esto no es a punto de nieve!! Sólo que espumen.
4. Añadimos 1/3 del azúcar glas y batimos para mezclar bien, a velocidad baja. También lo podéis hacer manualmente. Vamos incorporando el azúcar que queda con ayuda de una cuchara y continuamos batiendo al mismo tiempo.
5. Ahora es el momento de ponerle una cucharadita de la esencia elegida. Si no, se puede hacer sin ella. Y continuamos batiendo para mezclar bien. La esencia cambiará un poco la consistencia de la glasa.
6. Continuamos añadiendo el azúcar que queda y batiendo. La glasa se tornará más brillante y tomará más cuerpo. La consistencia que queremos conseguir es como la de la pasta de dientes. De manera que al introducir y levantar una cuchara en la glasa, no se despegue de ella. El truco de Bea: para probar si la consistencia es la deseada, ponemos un poco de glasa en una boquilla del 2 y empujamos con el dedo, formando una letra ele. Si la glasa no se derrite y donde se cruzan las líneas queda firme, tiene la consistencia deseada. De lo contrario, hay que ir añadiendo azúcar y batiendo hasta conseguirla.
7. Si se quiere teñir la glasa, este es el momento. Hay que separarla en tantos recipientes como colores se vayan a hacer. En cada uno, se pone una gotita del color que se quiere y se mezcla con ayuda de una espátula. Se va añadiendo poco a poco hasta conseguir el tono elegido. Es mejor que lo pongáis en recipientes con tapa para que se conserve bien.
 
He ojeado por ahí varias tácticas para saber si la consistencia es la que requiere la glasa de delineado. Esta me parece muy práctica. También podéis "cortar" por la mitad de la glasa con un cuchillo y la glasa estará lista si tarda unos 10 segundos a estar totalmente lisa de nuevo.
 
La glasa de relleno
8. A partir de la glasa de delineado, haremos la de relleno. Para ello, separamos la glasa de delineado y al resto le añadimos una cucharada de agua y batimos para mezclar bien otra vez. En este caso, la consistencia que queremos conseguir es como la de la cola de carpintero. Al introducir una cuchara en la preparación y levantarla, la glasa colgará de ella cayendo al bol. Más o menos, tarda unos 5 segundos en que la marca del goteo desaparezca en la superficie.
9. Tapamos los recipientes y dejamos reposar la glasa media hora. De esta forma, las burbujas de aire que se hayan podido formar saldrán a la superficie y nos ahorraremos muchos disgustos a la hora de decorar las galletas. De lo contrario pueden aparecer agujerillos misteriosos...
10. Una vez transcurrido este tiempo, movemos con una espátula para que desaparezcan las burbujas de aire y colocamos en los biberones y en las mangas pasteleras. La glasa de relleno, la pondremos en los biberones. La de delineado, en una manga pastelera. Una boquilla Wilton del nº 2 es perfecta para un delineado básico.
 
 
Consejos para decorar galletas con glasa
1. Para el delineado: Es lo primero que se hace. No hay que tener prisa. Y sí algo de pulso. Colocad la boquilla sobre la galleta y presionad la manga pastelera. Cuando comience a salir, hay que levantar la manga pastelera de manera que separemos la boquilla de la galleta sin dejar de presionar para que salga la glasa. Si no separamos la boquilla de la galleta, las líneas no quedan rectas. No hay que ir con miedo.
 
2. Para el relleno: Al aplicarlo con el biberón no hay que poner demasiado para que no se desborde por encima de la glasa de delineado. Y es preferible que quede a la altura del delineado. Si está más o menos espesa, movemos la galleta un poco para ayudar a que se asiente del todo.
 
3. Si aparecen burbujas: Al poner la glasa de relleno podemos observar pequeñas burbujas de aire. Se pueden pichar con ayuda de una aguja o un palillo. Esto se debe hacer cuando la glasa aún está líquida.
 
4. Para las imperfecciones: Podéis ayudaros con un palillo para retirar pequeños sobrantes al delinear las galletas o para extender el relleno hasta los bordes.
 
5. Para las boquillas: Tened al lado una servilleta de papel, por si necesitáis limpiar la boquilla si se seca algún resto o para probar cómo sale la glasa antes de comenzar el delineado de una galleta.
 

Os dejo un tutorial para decorar galletas con glasa. Es de Objetivo Cupcake perfecto. Aquí podéis ver la técnica paso a paso y los tiempos de espera.
A practicar! 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario